De ninguna manera es posible acceder a esta obra motivado por mera curiosidad, ello no es suficiente para toparse con los reinos divinos. El Arte de Ninzuwu se encuentra tanto a un paso como a un abismo del hombre común. Su realización es simple, su aplicación también, el entendimiento puede muy bien teorizar sobre él, la comprensión puede venir después mediante su cultivo. El Arte de Ninzuwu implica la aplicación eficaz de Las Tablillas de Marfil del Cuervo, cuya simpleza es altamente compleja por la interferencia engañosa del plano emocional y conductas habituadas a la esfera astral que cristalizan su fluidez.

El Mago debe atravesar el plano astral para permitírsele acceso a los reinos divinos; a diferencia del místico, primero debe conocer cada recoveco de la emocionalidad trabajando en esas esferas como ningún humano común, dichas esferas corresponden al llamado plano astral. Indefectiblemente muchos se vuelven esclavos por los efectos de sus trabajos en ese campo. Es que es un bosque tupido, hermoso y, una vez atravesado, ¿Cómo dejarlo atrás para adentrarse al desierto abisal que conduce hacia la divinidad? Es preciso entender cómo operan las emociones, el mago lo entiende, pero tanto trabajo en esas áreas le produce un olvido sobre las leyes básicas que sostienen el plano en su totalidad.

Las emociones son independientes del animal humano, pero habitan en él de la misma forma que lo hacen las bacterias y los gérmenes: algunos útiles y otros perjudiciales. El sendero mágico involucra una profundización y potenciación de las energías emocionales; como un vampiro recién nacido, no son sus sentidos sino los estímulos que se potencian, no es él sino las cosas que se vuelven casi insoportablemente nítidas: sabores, olores, sonidos, texturas, colores, pensamientos, todo se magnifica mostrando sus surcos más sutiles. Lo supuesto se vuelve patente y, por lo tanto, ahora salta a la vista del mago. Todo este proceso es tan gradual que no podría darse cuenta de su propia transformación sino fuera por la interacción con el hombre común. Pronto aparecen los panteones, llenos de dioses y demonios de todos los tipos imaginables, entidades distinguibles del plano astral, de la energía emocional que hasta el momento sólo se la había considerado con esos pobres nombres que el sistema nos provee para darles identidad: amor, odio, frustración, entusiasmo, y variantes de éstos. Los dioses no son más que emociones benévolas, como la felicidad; los demonios no son más que emociones originarias y primitivas, como el miedo. A través de varias formas y sistemas mágicos, estas emociones son accesibles por el mago de un modo jamás antes imaginado y, dado que es la vibración emocional del mago la que causa cambios concretos en su ambiente y circunstancias, es evidente que el control y conocimiento del plano astral se hace vital para reestructurar la forma de su vida concreta en concordancia con una voluntad que al mismo tiempo busca comprender. Lo mismo sucede con la religión, en el fondo es la posibilidad de transformar la propia vida a través de procesos invocatorios de dioses y/o demonios específicos para el mismo fin.

La compleción espiritual y psicológica aspira a dominar y luego dejar atrás el plano astral. Dejarlo atrás antes de dominarlo es un error, eso lo sabemos todos los magos. Dominarlo y olvidarse de que el sentido fundamental es finalmente soltarlo comprende el mayor de los desaciertos en la magia. El compromiso para con lo emocional por parte del mago es conocido como el Inframundo en la mitología antigua, el descenso de Inanna revela cómo el mago se conduce hacia las raíces mismas del plano astral, donde sucede su propia destrucción para luego ascender transformado, no reconociéndose más a sí mismo en muchísimos aspectos. Este acto de suicidio espiritual es llamado por muchos “la muerte mística”. El descenso de Inanna recuerda al mago que el tramo final consta de su propia destrucción en el plano astral, para luego realizar un ascenso rápido que lo saque completamente de ese lugar. Ninguna entidad astral, ningún dios o demonio, asistirá al mago en el tramo final, ni en su completa destrucción, ni en su ascenso. Es un recurso valioso para todas las entidades con las que él ha colaborado por un buen tiempo, muchos demonios han sido elevados gracias a él, muchos dioses han inferido en el plano humano gracias a él y no le van a permitir abandonarlos.

Rafael Barrio,
En colaboración con Warlock Asylum.

Advertisements

Join the conversation! 18 Comments

  1. Nice post brother!

    Reply
  2. Muchas gracias por compartir. Se percibe una atmósfera de sabiduría y sencillez al leerlo. Trasciende los eslabones de dualidad, y por añadidura desaparece todo tipo de comparación; dos lamentables aspectos que conducen a la intrascendencia. Es la primera vez que leo algo al respecto, y me animo a enunciar que se está hablando desde un estado de conciencia donde se ES, that´s all. Tiene una perspectiva distinta el enfoque que se desprende de las palabras, e incluso podría decir que es algo nuevo, pero al mismo tiempo es todo, porque nada queda afuera, integra.
    Nuevamente, muchas gracias.

    Reply
    • Las Tablillas Marmóreas del Cuervo es un cultivo, una meditación, nos proponemos con Messiah recuperar los orígenes de la magia. “…for innocence is a valuable treasure that has long since been forgotten.” Nos proponemos recuperar ese tesoro. Gracias por tu comentario Alexis.

      Reply
  3. Es alentador para quienes están en el sendero trabajando con dioses y demonios, luz y oscuridad, saber de un final para esta lucha dualista, donde no hay reconciliación sino entendimiento de la unidad.

    Reply
    • “The beginning of every journey is always in this time now. For many years I struggled between the sides of darkness and light. There is no freedom in these choices for they are not choices at all. Can an infant choose between its mother or father? There is no freedom in such things. Just take what is not useful and plant it in a good place. This is the only choice you have.” Estas palabras son del Testimonio del Cuervo, al final de las Tablillas Marmóreas del Cuervo. Tan sólo toma lo que no es útil y plántalo en un buen lugar. Luego de un gran viaje hay un retorno a la simpleza, al origen. Gracias por tu comentario Colortres.

      Reply
    • Concordo com voce!

      Reply
  4. Arte, Arte…..esta transmisión de conocimiento es Arte.

    Reply
  5. Las tegnologías que explican y le permiten al hombre comprenderse no es algo de las últimas décadas, muy bien lo explica este artículo. Hay otros modos, otras realidades para el humano; estas experiencias nos permite saber de ellas.

    Reply
    • Muchos mundos invisibles hay sobre lo humano, y él puede conocerlos todos. Dentro de sí hay un tesoro y un pórtico hacia el exterior. Tecnologías muy antiguas sabían eso, con el tiempo las cosas se fueron corrompiendo, volviéndose más y más oscuras. Gracias Karen por tu comentario.

      Reply
  6. Es muy fácil para el mago perderse en bosque, tentado por los recursos disponibles y la abundancia de emociones. El guía siempre está un paso más allá, revelando y dando perspectiva y amplitud al sendero para atravesar las circunstancias.

    Reply
    • Very true indeed. it is important to have this guide

      Reply
    • Se devela con las Tablillas Marmóreas el Cuervo la finalidad del mago, que durante un buen tiempo desarrolla muchos sentidos a falta de visión del horizonte. Creemos que esta propuesta es una forma de recuperar la vista e integrarla a los sentidos que han sido desarrollados con todo el trabajo en el plano astral. Las vendas caen, y el mundo se devela mágico. Lo tanto invocado siempre estuvo allí, esperando ser contemplado. Gracias Verónica por tu comentario.

      Reply
  7. Gracias Rafa por compartirte. En este sendero, que por momento se torna oscuro, la unidad que reflejas dan fuerzas para seguir surcándolo.

    Reply
  8. A veces se nos olvida que la naturaleza de lo que llamamos el plano astral es un constructo. Es decir no es algo real, en el sentido que el resto de las ilusorias apariencias de las dimensiones de Maya, sino una dimensión de experiementación creada ad hoc. La dimensión que llamamos astral es una “sandbox”, una caja de arena en la que “la humanidad” y algunos otros seres, por siglos han ejercido sus poderes moldeadores de esta “materialidad” astral para crear sus sueños, sus fantasías, sus proyectos de vida, su “second life”, su prototipo, sus demos prácticas de kindergarten, lo que incluye daemons de toda clase y condición al servicio de tales ingenieros/magos dormidos o sonámbulos.

    A partir de ahí, la segunda consideración que me despierta este excelente escrito, es la cualidad pegajosa, adhesiva de esta plastilina, de esta cerámica o arcilla del astral. Esta adherencia en el espacio es el equivalente a la adicción en el tiempo. Su cualidad autoreplicante que emite energía al ser manipulada, genera como bien dices, “el gran desacierto” de olvidarse que es necesario desprenderse de ello. Y por lógica esencial todo aquello que se nos apega no puede colaborar en el desapego. Y no hay situaciones intermedias. El desapego llegará cuando ni una molécula pegajosa, ni un grano de esa caja de arena, se nos quede adherido. Y en el tunel de lavado nos desprenderemos de todo ese blandiblup, de esa gelatina adhesiva que rapidamente se encostra, y se mimetiza con nuestra piel. Quizá debamos precisar una ducha caústica, un decapante eficaz, un abrasivo enérgico. Y su acción puede ser intepretada como dolor por nuestra débil y confusa sensibilidad. Pero nada ni nadie del mismo plano nos ayudará como bien dices, en la salida voluntaria de la orgía astral.

    Afortunadamente la autodestrucción de seguridad está programada desde antes de entrar en el taller del laboratorio, y a modo de los chips de obsolescencia programada, la intervención liberadora se activará en su momento límite, si nuestro intento como magos de resolver la situación conscientemente fracasara.

    Reply
  9. Reblogueó esto en ThelemaSpainy comentado:
    Add your thoughts here… (optional)

    Reply
  10. Muchos neófitos hispanoparlantes, quienes afortunadamente hemos llegado a saber de la existencia de éste gran conocimiento y sentimos ésa gran emoción del llamado nos preguntamos:¿cómo empezar?

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Latest Posts By Rafael Barrio

Category

Uncategorized

Tags